Usman Garuba ficha por los Golden State Warriors | Baloncesto | Deportes

Usman Garuba seguirá en la NBA. El pívot español, de 21 años y 2,03m, ha llegado a un acuerdo con los Golden State Warriors para firmar un contrato llamado two-way, que le permita compaginar el primer equipo con el conjunto filial de la Liga de Desarrollo. Garuba, que acaba de disputar el Mundial con la selección, estaba sin equipo en la Liga estadounidense después de uno de esos veranos locos en los que los jugadores son una constante moneda de cambio sin mucho que decir. Tras dos temporadas en Houston Rockets, Garuba fue primero traspasado a Atlanta Hawks, y de ahí a Oklahoma Thunder, pero pocos días antes de que comenzara la Copa del Mundo su nueva franquicia prescindió de él sin ni siquiera probarle en un entrenamiento. “Voy a demostrarles a todos que se equivocan”, expresó Garuba, con la confianza de reivindicarse en este Mundial como ya la hizo en el pasado Eurobasket.

Con el conjunto de Scariolo, el pívot volvió a demostrar en Yakarta ese coraje defensivo que le permite compensar su falta de centímetros para el puesto de cinco, como demostró con un tapón a Gobert (2,16m) en la final del campeonato europeo. Aquel torneo le bañó en oro y en la cita de este verano Garuba cumplió como recambio de Willy Hernangómez y como candado de la selección en los momentos en los que el técnico necesitaba una mayor entrega sin el balón. En su hoja de servicios, 8,2 puntos, cuatro rebotes y 1,8 asistencias en 17 minutos en pista de media. Y mucho sudor y entrega para lanzarse al suelo a por cualquier pelota (incluso con el riesgo de una lesión que complicara su futuro). Ese rendimiento le consolidó como una de las piezas más fiables de la selección, un fijo de presente y de futuro, y acabó de convencer a los Warriors que entrena Steve Kerr, a la vez seleccionador de Estados Unidos.

LEER  Tour de Francia 2023, en directo: sigue la sexta etapa

Garuba recibió varias ofertas de two-way, un camino que ya exploró el pívot español en su desembarco en la competición tras ser elegido por Houston en el puesto número 23 del draft de 2021. Las reticencias de los conjuntos de la Liga estadounidense se han basado en un doble análisis: las franquicias consideran que le falta talla para actuar de cinco y rango de tiro exterior para actuar de cuatro. En ese limbo, y sin un protagonismo asegurado, Usman consideró la opción de regresar al Real Madrid, club donde se forjó como canterano entre 2018 y 2021 y que posee sus derechos para Europa. Finalmente, seguirá en la NBA.

El conjunto madridista cierra pues su juego interior con Yabusele y Ndiaye en la posición de cuatro y con Poirier y Tavares de cinco. El gran referente madridista es Edy Tavares, de 31 años y 2,21m, considerado el jugador más desequilibrante en el baloncesto europeo y en negociaciones para renovar un contrato que finaliza el próximo verano.

LEER  Podcast. Cómo un antiguo sitio olímpico popularizó el deporte

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.