Otro incendio fuera de control arrasa camps en el norte de Corrientes

Según las autoridades es el más grande del año. Lo luchó contra 200 bombarderos y brigadistas.

un fuego de grandes proporciones y fuera de control campamentos de arrasa, bañados y bosques del Norte en la provincia de Corrientes. Desde Defensa Civil dijeron que es el alcalde incendio del año que se registra en la provincia y es combatido por casi 200 bombarderos y brigadistas.

Más de 3.000 hectáreas consumidas en menos de 24 horas por el fuego que obligó a lo largo del día a restringir el tráfico en la ruta nacional 12 para evitar accidentes debido a la escasa visibilidad por la presencia de humo en el ambiente.

El fuego comenzó en la mañana del domingo y aún no se pudo establecer con certeza dónde y cómo se terminará. Debido a la sequía y la existencia de grandes plantaciones de pino, hizo que las llamas se propagaran rápidamente y en poco tiempo quedó totalmente fuera de control.

Desde Defensa Civil señaló que hay también dotación de bombarderos voluntarios que trabajan en el lugar, ubicado al sur de la ciudad de Ituzaingó, 200 kilómetros al norte de la capital provincial, sobre la costa del río Paraná. Además, se sumaron brigadistas y los municipios colaboran con el reabastecimiento de agua para los equipos de combate rápido.




El fuego comenzó a finales de semana y arrasó más de 3.000 hectáreas.

El incendio se originó en torno a un complejo de lujosas casas de fin de semana y un hotel. Por efecto del viento, el fuego avanza este lunes rápidamente hacia la zona de Villa Olivari, un poblado que se caracteriza por enormes extensiones de bosques, principalmente de pinos.

LEER  el agresor se quedo en libertad

Algunos especialistas dijeron que por la magnitud del incendio será necesario emplear máquinas viales para realizar importantes cortafuegos para tratar de frenar el avance de las llamas.

El subdirector de Defensa Civil, Bruno Lovinson, sostuvo que el frente del incendio tiene siete kilómetros y alcanza varios terrenos con estancias y bosques.

«Está descontrolado, no tuvimos la posibilidad de circunscribirlo todavía», dijo, y reconoció que es la mala situación que debe afrontar desde los incendios del verano de 2022. “Están trabajando entre 150 y 180 bomberos y brigadistas”, detalló.

Momentos de gran tensión se vivirán en la noche del domingo, cuando las lamas parecían caminar hacia el sector de viviendas de fin de semana que se encuentra sobre la barranca del Paraná y rodeado de una plantación de pinos. «Eso se pudo controlar y ahora viene combatiendo la zona Sur de Ruta 12”, dijeron desde Defensa Civil.

Hace dos semanas, un satélite relevante del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) determinó que en los primeros 50 días del año, en Corrientes los incendios consumieron unas 100.500 hectáreaspero a diferencia del verano anterior, la destrucción estuvo centrada esta vez en esteros y humedales.

LEER  Entre Macron y Modi, la preocupación por encontrar una salida negociada a la guerra en Ucrania

Los datos fueron revelados por el grupo de trabajo de Recursos Naturales del Centro Regional Corrientes del INTA. El ingeniero agrónomo Ditmar Kurtz ha detallado más del 35% de las zonas del Iberá afectadas por el fuego en lo que va de 2023 ya habian sido consumidas por las llamas el año pasado. Is say que lo poco que se había recuperado la flora con las lluvias de fin del verano y las de otoño, recién fue arrasada.

Este lunes, el Comando Operativo de Emergencias (COE) de Corrientes detalló que al cierre de la jornada registraron quince focos de incendios, los cuales cinco están activos y otros diez en proceso de verificación.

Las zonas afectadas son Santa Ana, Ramada Paso, Lomas de González, Itati, Palmar Grande, San Miguel, Ituzaingó, Virasoro, Villa Olivari, Concepción, Goya, Esquina y Bonpland.

Corrientes. Correspondiente

CS

Mira también