Belarra llama “empresa pirata” a Ferrovial y pide que devuelva “hasta el último euro que les dieron los españoles”

Los ataques del Gobierno a Ferrovial no cesan. La responsable de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha sido designada a Ferrovial de “empresa pirata” para el transporte de su sede fiscal a Países Bajos. “Hay que atarles en corto para que tengan que devolver hasta el último euro que les dieron los españoles”.

Así lo ha dicho Belarra en su intervención en el feminista de la ruta encuentro ‘La fuerza que transforma’ de Podemos en Madrid, donde ha vinindicado que el feminismo «propone un cambio de mirada» para «pasar de la lógica del capitalismo, de la acumulación permanente de beneficios económicos» a la defensa de los «derechos de la mayoría social».

En este contexto, ha dicho que esta semana se ha visto un “ejemplo muy concreto” con lo sucedido a Ferrovial, a la que ha afectado su traslado cuando “se ha llevado sólo en esta legislatura 1.000 millones de euros de contratos públicos”.

La ministra de Unidas Podemos ha señalado durante la intervención que Ferrovial se ha beneficiado de “la nacionalización de sus salarios con los ERTE y que después, cuando las cosas le fueron mal, fue rescatada con dinero de todos los españoles”. Ahora, ha lamentado, “decidir llevarse su sede social fuera de España”.

LEER  Estafa de la tarjeta de tren a 1,95 euros: la SNCF presenta una denuncia

«Es una empresa pirata y hay que decirlo claro», ha insistido en este sentido, para pedir que devuelvan lo aportado por los españoles para que se pueda destinar a servicios públicos. «Eso es exponer la lógica de la vida o delante de la lógica de los beneficios económicos».

Además de Belarra, otros miembros del Gobierno como Díaz, Calviño, Escrivá o el propio presidente Sánchez, que en los últimos días se han pronunciado con dureza contra la decisión de la constructora.

Ferrovial anunció el martes el traslado de su sede social de España a Países Bajos. Un movimiento que resultará en una fusión a la inversión: su sociedad en el holandés paga absorbida a la matriz española. Tras esta operación, la compañía pasará a cotizar a la misma vez en las Bolsas de España, Países Bajos y Estados Unidos.