Amazon anuncia 9.000 pedidos más y el ajuste ya se lleva por delante casi al 10% del total de la plantilla

Continuó la sangría de puestos de trabajo entre las grandes empresas tecnológicas. El fuerte aumento de los costos de producción está provocando une goteo de ajustes que ya han llevado por delante a cientos de trabajadores de estas compañías desde que comenzasen a implementarse ajustes de plantilla desde el pasado año. En este caso visto un ser Amazonas the que ha anunciado el despido de 9.000 trabajadores más, según anunció el lunes su consejero delegado, Andy Jassy, ​​a través de comunicado dirigido a su plantilla.

Estos despidos se suman a los 18.000 puestos de trabajo de los que anunciaron la compañía que prescindiríadurante el presente año, por lo esta fase de ajuste alcanzaría en total cuenta con 27.000 empleados la compañía. Cabe recordar que la empresa también anunció en el pasado mes de noviembre que ya había realizado cerca de 10.000 despidos durante los meses anteriores de 2022.

Así, aunque el ajuste inicial afectó al 6% de los cerca de 300.000 corporativos trabajadores de Amazon, con los últimos despidos anunciados, el ajuste global afectará a caso 10% del total. Pertenecientes, eso sí, a la estructura central del gigante tecnológico, que contabilizando a los trabajadores de reparto y almacenes suma casi 1,5 millones de empleos.

LEER  El repunte económico de China choca contra un muro, sin una "solución rápida" para revivirlo

Caída de demanda

En el caso particular de Amazonasla coyuntura parece responder a una caída progresiva de la demanda de servicios de reparto de paquetería que alcanzó cifras estratosféricas colgante la pandemia y en los meses posteriores en los que no solo las restricciones impuestas sobrio las pautas de acceso a los establecimientos comerciales sino que la propia situación sanitaria llevó a prologar este modelo de consumo en los años posteriores.

Ya con la reactivación económica total a comienzos del ejercicio pasado y con la recuperación de los patrones de consumo previos a la pandemia las tiendas a pie de calle y los centros comerciales vuelven a llenarse de consumidores, por lo que se que la demande online. Y a esto se suma la moderación de las compras que ya se aprecia a causa de la Escalada de precios incesante que élevó un 8,5% los precios en 2022 y que lo hará otro 4,5% en 2023.

En este último caso, las 9.000 comunicaciones enviadas este mes afectarán a áreas de Cloud Computing, recursos humanos, publicidad y plataformas de contenidos Tic, que pertenece al gigante de la logística y la distribución. Cabe recordar que el producto de ese boom de comercio electrónico mencionado causó casi duplicar la plantilla global de la empresa durante los meses de la pandemia.

LEER  España plantea un recorte anual de la deuda para cerrar un pacto sobre las reglas fiscales de la UE | Economía

Sin embargo, el ‘gran momento’ que viven estas empresas tiene más que ver con un modelo estructural cuyas costuras han saltado por las áreas con los desequilibrios macroeconómicos y comerciales que han acelerado la guerra en Ucrania. Así, si contamos también con los sonados ajustados que se han realizado en empresas tecnológicas punteras como Twitter, Meta o Salesfroce, el sector se habrá perdido solo a lo largo de 2022 unos 150.000 puestos de trabajo.

Los expertos apuntan al gran acecho legal al que se enfrentan tras años de desregulación en muchos aspectos como el fiscal. También «al hecho de que se trata de un sector en continuo avant y déarrollo como consecuencia de su propia actividad, lo que hace que permanentemente aparecieron nuevas áreas de negocio en el mercado, desaparezcan y se vuelvan obsoletas», señala el profesor de relaciones laborales de la ESIC, Juan Carlos López.